KATHLEEN RYAN

Ghost Palm [Palmera fantasma] es el eco de una forma natural, una reconstrucción meticulosa de la especie de palmera más grande de California, la Washingtonia filifera (conocida como la palmera abanico del desierto). Ubicada en una parcela de desierto bajo, entre la premonitoria Falla de San Andrés y un área de tamariscos, Ghost Palm es una manifestación de la fascinación de la artista Kathleen Ryan por el tenue equilibrio entre la fragilidad y el poder absoluto.

La versión de Ryan sobre esta icónica palmera, ha sido construida con materiales fabricados por el hombre: acero, plásticos y vidrio y cuenta con una altura de más de seis metros. Ventanales al estilo de un invernadero de la época victoriana conforman el tronco del árbol; un icónico candelabro moderno de mediados de siglo se convierte en la parte baja de la palmera; y sus hojas, un facsímil de la creación perfecta de la madre naturaleza, se recrean en forma de plásticos relucientes. Basándose directamente en el diseño de la naturaleza, la pieza se fabrica por sí misma, contextualizada por las características ambientales del paisaje del desierto bajo.

Bajo Ghost Palm se encuentra la actividad geológica que creó la maravilla natural que nos rodea. La falla de San Andrés y los oasis de palmeras que rastrean su presencia son creados por la unión de dos placas tectónicas masivas: la placa norteamericana y la placa del Pacífico. El agua corre por debajo de tierra, se une con estas fisuras, creando así santuarios de exuberantes palmeras. Ghost Palm imita lo que ya existe en su proximidad, reposicionándose en la naturaleza como un homenaje a nuestra conexión corporal con estos lugares, a la agitación de la tierra debajo de nosotros, y las fuerzas naturales que existen humildemente dentro y entre nosotros.

 

TÍTULO:
GHOST PALM


LOCALIZACIÓN: 
33.945130, -116.485106
Bubbling Wells Road at San Gorgonio Street
Desert Hot Springs

Abierto todos los días, desde el amanecer hasta el anochecer.